2014.

Siempre me gusta el primer día del año. Creo que esta es la primera vez que lo paso enferma y vomitando hasta el alma, pero a pesar de eso, me sigue gustando la rutina del primer día.

Anoche se fue el 2013 y lo extrañaré, porque fue un año demasiado bueno para mí. Me lo merecía; después del fiasco que fue el 2012, no se me podía venir otro año igual. Lo mejor fue haberme titulado de traductora e intérprete; la confianza y el alivio que me dio eso fue maravilloso. Pasaron un par de otras cosas bacanes, pero la titulación siempre será lo que mejor recordaré del año pasado.

Ahora le tengo mucha fe al 2014. De partida, es número par. Quiero usar este año para poder por fin viajar, el mayor propósito de la vida. Juro que haré todo lo posible, así que ayúdame, 2014. Así pasamos el Año Nuevo 2015 en otro lugar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s