Orange is the New Black.

Empecé a ver Orange is the New Black el año pasado cuando se estrenó su primera temporada en Netflix. Lo bueno de las series de Netflix es que tiran todos sus capítulos de una, así que la ansiedad de semana tras semana no existe, pero sí la ansiedad por una próxima temporada, porque se demoran como un año en estrenar la siguiente. Ahora mismo ando con una depresión post-series terrible, porque la segunda temporada de OITNB fue tan buena que no quería que se acabara. ¿Qué aprendí esta temporada?

1. Que por fin se está dando mucho más espacio a las mujeres en televisión. Ya sea drama o comedia, de a poco mi género se ha ido ganando ese espacio. Orange is the New Black, obvio, se centra en mujeres, pero en esta segunda temporada no sólo se centró en lo que son sus protagonistas jóvenes, sino que demostró que las mujeres mayores de 40 y hasta mayores de 60 son tan bacanes, e incluso mejores, que los personajes de cierta edad a los que estamos acostumbrados. Personajes como Gloria, Red, Vee, Miss Rosa, la hermana Ingalls y las abuelitas que nadie pescaba le subieron el nivel a la temporada.


2. Poussey Washington es una de las mejores amigas que podrías tener. A pesar de querer mucho a Taystee, nunca estuvo al lado de Vee, pero perdonó a su amiga apenas ella reconoció su error. Además, el flashback a su vida en una base alemana fue una de las historias más tristes; la mina estaba dispuesta a matar a un general por amor a la hija de este.

3. Otra de las historias que más me conmovió fue la de Lorna Morello. Lorna es una de las más bonitas, tiernas y refrescantes de la prisión y pensé que era una de las más normales cuando asumí que se había ido a la cárcel por un fraude con tarjetas. Pero no. La verdad era que Lorna era una stalker sin control que se había obsesionado con un tipo con el que tuvo una sola cita, que lo siguió a todas partes incluso cuando él cambiaba de dirección y que hasta había puesto en peligro la seguridad de él y de su novia. También es triste el hecho de que Lorna vuelve a stakearlo, esta vez mientras espera a Miss Rosa en el hospital, y él aparece en la cárcel para gritar a los cuatro vientos la verdad.

4. Me hubiese gustado ver más historia en cuanto a Sophia Burset, pero su escena en donde se las da de doctora y les enseña a las reas que tenemos varios hoyitos allá abajo fue genial. OITNB es la única serie donde una hermosa transexual sabe más que el resto de las mujeres sobre vaginas.

5. Nicky Nichols es seca y si yo fuese lesbiana, pero identificaría al 100% con ella.

6-. Harta exposición de mujeres latinas y se agradece. Claro, todavía está ese típico cliché de representación que todas somos mexicanas y que todas le hacemos a la marihuana, pero también nos muestran como mujeres inteligentes en cuando a estrategias, en cuanto a defensa y hasta en cuanto a gramática inglesa, así que en serio se agradece.

Moraleja final: Orange is the New Black debe ser una de las mejores series sobre mujeres ever y ojalá algún día pueda estar metida en serie la mitad de buena como esta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s